Aducanumab y Solanezumab: resultados.

Aducanumab y Solanezumab son los fármacos para el Alzheimer que más avanzados se encuentran en los ensayos clínicos y los que más atención mediática y expectativa generan.

Aducanumab y Solanezumab

 

Realizar este artículo ha conllevado esperar horas a que la euforia inicial generada por los medios con la presentación de los resultados de Solanezumab y Aducanumab cesara. Medios de comunicación como El Mundo y ABC publicaron exactamente la misma nota de prensa que no aportaba mucho a esclarecer objetivamente la situación. Poco a poco medios científicos se han ido haciendo eco de los resultados y ya se hacen lecturas más objetivas de las presentaciones de ambos medicamentos.

Aducanumab de Biogen

En marzo de este año 2015 Bigen presentó los resultados de los ensayos clínicos con 166 personas en los que el fármaco aducanumab  parecía ser efectivo reduciendo la acumulación de sustancia beta-amiloide y mejorando las condiciones cognitivas de los participantes en el estudio. Sin embargo, la dosis más alta y también la más efectiva, 10mg por kg, parecía provocar efectos secundarios indeseados. En esta nueva presentación en el Congreso Internacional de la Asociación de Alzheimer 2015 Biogen mostró los datos relativos a la dosis intermedia, 6mg por kg, que demostró reducir las placas amiloides en 23 personas pero los beneficios clínicos no fueron significativos.

También te puede interesar leer: Aducanumab: el fármaco para el Alzheimer de Biogen Idec

Solanezumab de Eli Lilly & Co.’s

La gran sorpresa del día fue Solanezumab, un fármaco con una historia convulsa detrás. Llegó hasta la fase III de los ensayos clínicos mostrando ser seguro pero sin grandes efectos sobre el deterioro cognitivo de las personas con  Alzheimer leve a moderado que se habían implicado en la investigación. Sin embargo, un análisis más detallado de los datos sacó a la luz una esperanza: en los pacientes que se encontraban en la fase leve de la enfermedad y tomaron el fármaco el deterioro cognitivo fue un 34 % menos que en el grupo placebo después de 80 semanas de tratamiento. Los efectos del fármaco aparecían lentamente y crecían a lo largo del tiempo. Lilly decidió continuar con la investigación y el tiempo parece haberle dado la razón. En la presentación de hoy mostraron los resultados de un ensayo clínico con 440 personas en los que Solanezumab  parece reducir el deterioro cognitivo en un 30%  en personas con Alzheimer en fase leve. La pérdida de habilidades cognitivas en esos pacientes en 18 meses fue equivalente a la pérdida experimentada por las personas del grupo placebo en 12 meses. Para octubre de 2016 se esperan los resultados de otro ensayo clínico de fase III que enrola 2100 personas.

Esta es la primera evidencia de algo que genuinamente modifica el proceso de la enfermedad.

Así de optimista se mostró Dr Eric Karran, director de investigación del Alzheimer’s Research en Reino Unido citado por el períodico The Guardian.

También te puede interesar leer: Los medicamentos para el Alzheimer más prometedores en la actualidad

Los resultados de Lilly sirven para apuntalar una línea de investigación que cada vez estaba siendo más cuestionada; la de los medicamentos anti-amiloide que anteriormente habían terminado en un estrepitoso fracaso.

Aunque los datos pueden no resultar todo lo positivo que el deseo de millones de afectados por el Alzheimer espera sí son los primeros medicamentos en más de una década en mostrar efectos satisfactorios y tener posibilidades reales para salir al mercado. Más aún, se considera que son los primeros en atacar la causa de la enfermedad y no solo controlar los síntomas que es lo que hacen los medicamentos que actualmente están en el mercado ¿Tendrán éxito finalmente? En aproximadamente dos años sabremos la respuesta final.

Sin comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar siempre actualizado? Con nuestro único correo semanal así será. Suscríbete.

X