Aumenta la incidencia de párkinson en las últimas décadas.


Entre las causas del aumento de la incidencia de párkinson en la población estadounidense puede estar la disminución pronunciada del número de fumadores en la segunda mitad del siglo XX.

incidencia de párkinson

El análisis de la historia clínica de los residentes del pueblo de Olmsted, en Minnesota, EE.UU revela que el número anual de nuevos casos de párkinson puede haber ido en aumento en los últimos 30 años. La investigación, realizada por científicos de la Clínica Mayo y publicada en la revista JAMA Neurology, no puede ser generalizada a otros contextos, pero sí aporta datos que pueden ser el punto de partida para analizar la tendencia mundial en la incidencia de esta enfermedad que afecta a más de siete millones de personas en el mundo.

La investigación sugiere otras hipótesis que sin duda resultará polémica: los autores consideran que la disminución del número de fumadores en EE.UU, especialmente entre los hombres, puede estar llevando a ese aumento de la incidencia de párkinson.

Aumenta la incidencia de párkinson en los hombres.

Los investigadores revisaron los datos contenidos en el historial clínico de los residentes de Olmsted en Minnesota, EE.UU, entre los años 1976 y 2005. Encontraron que en ese periodo el diagnóstico de nuevos casos de enfermedad de Parkinson y de parkinsonismo (condición con síntomas muy semejante a la enfermedad de Parkinson pero con otras causas) aumentó, en los hombres, de 39.8 casos cada 100 000 personas en el periodo de 1976 a 1985 a 55.9 casos cada 100 000 personas entre 1996 y 2005.

Este aumento fue particularmente pronunciado entre los hombres mayores de 70 años, mientras que en las mujeres el incremento de la incidencia de párkinson no fue significativo.

¿Disminución del número de fumadores o cambios medioambientales?

incidencia de párkinson

Los estudios epidemiológicos como este del que hoy os estamos hablando no llevan a respuestas concluyentes porque no buscan relaciones causales, sino correlaciones, tendencias, aunque sí sugieren explicaciones hipotéticas. En este caso, los investigadores plantean que una posible explicación al aumento de la incidencia de párkinson puede ser la disminución del número de fumadores en EE.UU a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Esa tendencia ya fue pronosticada en una investigación del año 2008 (Morozova et al) que encontró que las personas fumadoras tenían 74% menos de riesgo de padecer párkinson y que la disminución del número de fumadores, especialmente entre la población masculina, se traduciría en mayor número de casos de párkinson.


Pero es una hipótesis y muy difícil de confirmar. Otras causas detrás de esta tendencia pueden ser las mejoras de acceso a los servicios de salud —y por tanto a un mejor diagnóstico— cambios medioambientales o de estilos de vida.

Siendo una causa u otra, la realidad es que el hábito de fumar, por mucho que al final se confirme que tiene cierto efecto neuroprotector, no compensa los otros daños irreparables que causa a nuestra salud.

Referencias

THE JAMA NETWORK JOURNALS (2016, June 20). Has incidence of Parkinson’s disease increased over past 30 years? Eureka Alert. Recuperado de http://www.eurekalert.org/pub_releases/2016-06/tjnj-hio061616.php

Morozova, N., O’Reilly, E., & Ascherio, A. (2008). Variations in gender ratios support the connection between smoking and Parkinson’s disease. Movement disorders : official journal of the Movement Disorder Society.23(10), 1414–9. Recuperado de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18512753

Pickles, K. (2016, June 20). Could decline in SMOKING be behind rise in Parkinson’s? Daily Mail. Recuperado de http://www.dailymail.co.uk/health/article-3650627/Could-decline-SMOKING-rise-Parkinson-s.html

Savica, R., R. Grossardt, B., & H. Bower, J. (2016). Time trends in the incidence of Parkinson disease. JAMA Neurology. doi:10.1001/jamaneurol.2016.0947

Nota importanteTiTi es estrictamente un sitio online de noticias e información. No proporciona consejos médicos específicos, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore los consejos médicos o la demora en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web.
Búsqueda por etiquetas: